Historia de la Comuna

Example blog post alt


La denominación de Colbún se remonta al año 1549, cuando por decreto (1 de Agosto) de Don Pedro de Valdivia, le fue concedida la Encomienda de Putagán al conquistador Bartolomé Blumenthal o Flores, nacido en Alemania y que había llegado entre los soldados que acamparon a orillas del Mapocho en Diciembre de 1540.

Colbún nacería como Comuna el 6 de Mayo de 1906, aunque existen otros antecedentes que lo datan en 1904.

Originalmente el Municipio se localizó en Panimávida, lo que dio el nombre a la Comuna (8 de Enero de 1923), luego, se traslada a Colbún durante el Gobierno de Don Carlos Ibáñez del Campo que, por el D.F.L. Nº8583 del 30 de Diciembre de 1927, cambia el nombre de la Comuna de Panimávida por Comuna de Colbún.

FUNDACION DE LA COMUNA DE COLBÚN

Al fundarse la Comuna de Yerbas Buenas, el 22 de Diciembre de 1891, en virtud de lo dispuesto en la Ley de la Comuna autónoma, se incluyó en su jurisdicción a las subdelegaciones de Colbún, Panimávida y Putagán, las cuales quedaron bajo la administración del Municipio de Yerbas Buenas, cuando éste se constituyó, el domingo 01 de mayo de 1984.

Así las cosas, no tardó en advertirse el error de crear una comuna rural, con un territorio tan amplio, con caminos de difícil acceso, carencia de puentes sobre ríos y esteros, además de deficientes o casi inexistentes medios de comunicación.

Ocho años más tarde, en 1902, y un año antes de efectuarse la nueva elección municipal (que correspondía al 06 de Mayo de 1903), un grupo de vecinos, descontentos con la gestión de la alcaldía de Yerbas Buenas, que encabezaba Don Estanislao Astete, formuló una presentación ante el Ministerio de Interior, que era Don Ramón Barros Luco, para intentar la creación de una nueva comuna, disgregando de Yerbas Buenas las subdelegaciones de Colbún, Panimávida y Putagán.

En el escrito, recepcionado en el Ministerio del Interior el 14 de Julio de 1902, se reconocía el beneficioso efecto causado con la Fundación de la Comuna de Yerbas Buenas, pero, se señalaba que, la administración municipal había postergado a las subdelegaciones indicadas, por cuanto se hallaban a considerable distancia de la cabecera comunal, con malos caminos y totalmente aisladas en Invierno.

Sin embargo, los solicitantes invocaban una razón bastante digna de ser apreciada y era el que, entre Yerbas Buenas y los sectores ya mencionados, no existía vinculo ni relación alguna, al extremo de indicarse que, las actividades comerciales de esos vecinos, se hacían exclusivamente con la ciudad de Linares.

Un solo hecho gratificaba el aislamiento que intentaban resaltar los firmantes de la nota: En varias sesiones municipales, los representantes de Colbún o Panimávida, no habían podido concurrir por la intransibilidad de los caminos, lo cual impidió la citación.

A ello debía agregarse el azote del bandidaje y las epidemias de viruela y cólera que castigaban directamente la zona, sin lograr auxilio de las autoridades comunales.

Como única solución, los numerosos firmantes, planteaban la creación de una nueva Municipalidad, con sede en Panimávida, que pudiera atender prontamente el progreso y desarrollo de esa jurisdicción.

Un amplio estudio estadístico respaldaba la petición, cuyos firmantes eran encabezados por Don Exequiel del Campo y el antiguo y respetable vecino Don Juan Domingo Palacios.

El intendente de Linares, Don Guillermo Blest Gana, quien vivía en el antiguo fundo “El Rosario”, camino a Yerbas Buenas, dio su oportuna aprobación a la solicitud, por cuanto reconocía la difícil situación y ubicación territorial de las subdelegaciones indicadas; Blest Gana, destacado Intendente, además de notable Poeta, hizo otras diligencias tendientes al logro del anhelado objetivo de los solicitantes.

El Ministro del Interior, Don Ramón Barros Luco, vecino y propietario de Rinconada de Parral (actual Retiro), conocedor de la zona y permanentemente preocupado de su progreso, dio rápido curso al documento, desde luego lo remitió a la sección de geografía de la antigua Dirección de Obras Públicas, para la elaboración de los planos de la nueva comuna.

Sin embargo, la comuna de Yerbas Buenas, no aceptó de buen agrado aquella segregación de su territorio; en un extenso memorial de fecha Agosto de 1902, rebatió las aseveraciones de los residentes de las subdelegaciones rebeldes, dio amplio detalle de los servicios prestados, del progreso alcanzado y pidió al Presidente de la República, en definitiva, no dar curso a lo solicitado. Catorce páginas con firmas de vecinos, respaldaba la posición de Yerbas Buenas.

Sin embargo, la elección, en 1903, de Don Ramón Barros Luco, como Senador de Linares, conjuntamente con los oportunos informes del Intendente Don Guillermo Blest Gana, decidieron al Presidente Don Germán Riesco a decretar la fundación de la nueva comuna, lo cual se materializó mediante Decreto Supremo del 30 de Junio de 1904, en donde se dispone la creación de una nueva comuna denominada Panimávida, cuyos territorios comprendían las subdelegaciones 7° Colbún, 8° Panimávida y 9° Putagán, del departamento de Linares.

Se determinó que la cabecera de la nueva comuna sería la población de los Baños de Panimávida.

Don Ramón Barros Luco, a su vez, junto con valorar la fundación de la nueva Municipalidad, iniciaba las diligencias para la concreción de un proyecto que habría de materializarse durante su presidencia (1910 – 1915): La construcción del ferrocarril de Linares a Panimávida y Colbún, inaugurado en Abril de 1914.

Sin embargo, como ya se había efectuado las elecciones municipales de 1903, se debió esperar a que se realizaran los comicios de 1906, para que la nueva Municipalidad se constituyese, lo cual ocurrió el 06 de Mayo de 1906, esto ha hecho suponer, a algunos autores, que la fecha de creación de esta comuna es de 1906 y no de 1904, como realmente ocurrió.

No obstante, las mismas razones que se invocaron en 1902, para segregarse de Yerbas Buenas, se esgrimieron a partir de 1920, para trasladar la sede de la Municipalidad desde Panimávida a Colbún, la principal fundamentación, se dio en el hecho que, durante gran parte del año, las termas permanecían vacías y con escasa afluencia de turistas, además, la mayor densidad poblacional, estaba en Colbún, a causa de ser, además, estación de término del Ferrocarril, así las cosas en Enero de 1923, el Presidente Arturo Alessandri, nacido en Longaví, dispuso que la cabecera de la Municipalidad fuera Colbún, como ha permanecido hasta hoy.

Fuente: Archivo Municipal

SIGNIFICADO DE ALGUNOS NOMBRES GEOGRÁFICOS

Colbún:
En mapudungun Cabeza de culebra, o Lugar sin árboles
Panimávida:
En mapudungun Cerro de Leones, o Cerro de metales
Quinamávida:
En mapudungun, Cerro de cereales, o Cinco Cerros
Rari:
Por el nombre de unas plantas silvestres de denominación indígena rarín
Melado:
Por el color amarillento como el de miel común que muestran las aguas de su río
Machicura:
En mapudungun Piedra de la Machi
Guaiquivilo:
Del mapudungun, vilu y guaiqui, que significa culebra de la lanza
Putagán:
En mapudungun Chorrillo de agua, o Pantanos de manantiales

Fuente: Diccionario Geográfico de Chile